jueves, 12 de mayo de 2016

ESPERANDO A CARAVAGGIO

El Museo Thyssen-Bornemisza prepara la exposición «Caravaggio y los pintores del Norte» que tendrá lugar a partir del 21 de junio hasta el 18 de septiembre de 2016. Comisariada por Gert Jan van der Sman, Profesor de la Universidad de Leiden, ofrecerá una idea del pintor y su tiempo con un recorrido por su obra y por la diversidad de las reacciones causadas que causa. Para ello se exhibirá un  conjunto de piezas que abarcan el curso de la corta carrera de Caravaggio, desde sus inicios hasta las pinturas oscuras de sus últimos años, junto con una serie de pinturas de los llamados "Pintores del Norte": Rubens, Brugghen, Tournier,  Pensionante Dei Saraceni, Régnier y Honthorst, entre otros. 

A la espera de su apertura y como preparación previa he dedicado esta entrada a refrescar su trayectoria, con la ayuda de los textos de Andrea Camilleri y a anticipar las obras que vamos a poder disfrutar del genial pintor lombardo.


SOBRE LA VIDA DE MICHELANGELO MERISI (1576-1610)


Detalle del retrato de Caravaggio realizado por Ottavio Leoni

Es probable que Michelangelo Merisi naciera en Milán en septiembre de 1571 a pesar de que recibe el sobrenombre de Caravaggio, población de la Lombardía a donde se trasladó con su familia en 1576, huyendo de la peste que asolaba la ciudad.

    …Hasta los doce años que pasé en Caravaggio, después de que la peste nos empujara a escapar de Milán, estuve trabajando en el campo, tras lo cual quise regresar a Milán cuando apenas tenía trece años…

    …En la iglesia de San Francisco el Grande, adonde había ido a oír misa, pude contemplar una cosa jamás vista. Era el cuadro de Leonardo que llámase La Virgen de las Rocas. Mientras lo miraba, no me llegó la voz del oficiante ni sonido alguno; empezó a dolerme la cabeza y en todo el cuerpo me asaltó un intenso calor de fiebre. Al terminar la misa y tras haber salido de la iglesia, nada más dar unos pasos, a la fuerza tuve que regresar para volver a contemplar el cuadro que no me cansaba.


Se documenta en 1584 en Milán su primer contrato de aprendiz con el pintor Simone Peterzano quien le dio a conocer la pintura de los grandes maestros de la época, Tiziano, Campi, Moroni, Savoldo o Moretto


   …En Brescia Savoldo, en Bérgamo Lotto, en Cremona los Campi, y sin embargo siempre, cada vez que regresaba, a San Francisco el Grande corría con delirio…

   …hasta que pude ir finalmente al taller de Simone Peterzano bergamasco, que fue de Tiziano alumno, en el mes de abril. Cuatro años tuve que permanecer en el taller, comía y dormía en casa de Peterzano para adquirir práctica en la pintura. Peterzano me pidió veinte escudos de oro al mes. 

Parece que en 1592 se trasladó a Roma, pero no hay noticias concretas de él hasta de 1599 cuando se relaciona con otros pintores como Antiveduto Grammatica o Giuseppe Cesari, entre quienes empieza a ser conocido.

Entre 1592 y 1594 realiza pequeñas obras, con medias figuras sobre fondos neutros de gran realismo y colorido: Baco enfermo y Muchacho con cesto de frutas (ambas en la Galleria Borghese, Roma).

Hacia 1594 amplía el tamaño de sus obras, el campo de la escena y potencia los juegos de luces y sombras. De esta época es la Zíngara o Buenaventura (Museos Capitolinos, Roma) y el Gioco o Tramposos (Museo Kimbell, Fort Worth) que le valen ser presentado al cardenal Francesco Maria del Monte, embajador de los Medici, que al ver las obras de Caravaggio decide protegerle, produciéndose así un cambio trascendental en la carrera del pintor. 


Detalles de la Buenaventura, izq, M.Capitolino. Dcha. Louvre

A finales de 1595 Caravaggio se traslada a vivir al palacio Madama, residencia del cardenal del Monte y a partir de entonces le lloverán los encargos, pero pronto las envidias de otros pintores comenzarán a acecharle. 

Por encargo del cardenal pintó Los músicos (en la Exposición), el Tañedor de laúd (Metropolitan Museum of Art, Nueva York), la Estigmatización de san Francisco (Wadsworth Atheneum, Hartford), la Cabeza de Medusa y Baco (Galleria Uffizi, Florencia) y la Santa Catalina, de la colección Thyssen que señala un momento de madurez de su obra. Será a partir de ese momento cuando empieza a utilizar con una mayor frecuencia el fondo oscuro para resaltar la presencia de los personajes procurando conseguir una atmósfera más intrigante y misteriosa.

A partir de 1600 le llegan los grandes encargos públicos, gracias a la intervención del cardenal Del Monte:  La Vocación y Martirio de san Mateo y San Mateo y el ángel para la Capilla Contarelli de San Luis de los Franceses y la Conversión de san Pablo y Crucifixión de san Pedro para Santa Maria del Popolo.

Capilla Contarelli en San Luigi dei Francesi

Hasta 1606  continua realizando encargos públicos y privados: Amor victorioso (Gemäldegalerie de Berlín), la Incredulidad de Santo Tomás (Sanssouci – Potsdam); San Jerónimo (Abadía de Montserrat); Cena en Emaús (National Gallery, Londres); Prendimiento de Cristo (National Gallery de Irlanda); Sacrificio de Isaac (Galleria degli Uffizi, Florencia); Ecce Homo (Palazzo Rosso en Génova) o San Francisco en meditación del Museo Civico en Cremona, también presente en la Exposición.

Además realiza en esta época una serie de grandes cuadros de altar dedicados a la Virgen entre los que sobresale la Madonna de Loreto (1604) encargada por Ermete Cavalletti para su capilla familiar en la basílica de Sant'Agostino; la Virgen de los peregrinos de la iglesia de San Agustín (1605); el Tránsito de la Virgen (Louvre) para los carmelitas de Santa Maria della Scala (1605) que fue rechazada y adquirida por el duque de Mantua; y la Virgen de la sierpe para la iglesia de San Pedro (1606).


Detalle de la Madonna de Loreto, 1604 
Basílica de Sant'Agostino. Roma

…corrió la malévola voz de que el rostro de la Virgen de Loreto pintada por mí era el de una prostituta, es decir, el de Lena. El rostro es ciertamente dulcísimo de Lena, pero ella jamás fue una puta sino una mujer amorosa a la que yo mucho amé, y fue el notario quien así la llamó en su denuncia…

Aunque nunca abandona su actividad de pintor, Caravaggio se mueve en un bajo mundo de burdeles y tabernas en el que suele verse envuelto en disputas que le costaron algún encarcelamiento, heridas y a veces exilios temporales. Se le detiene a menudo por llevar armas sin autorización y se le llega a acusar de violentar a dos mujeres.

Pero en 1606 protagoniza el suceso que va a cambiar su vida, cuando durante el curso  de un partido de pala a corda (una especie de raqueta) surge una discusión en la que mata, parece que en legítima defensa, a Ranuccio Tomassoni, descendiente de una hidalga familia española, lo que le supuso tener que huir de Roma por miedo a ser apresado. Tras ser juzgado en rebeldía es condenado a pena de extrañamiento de los territorios pontificios durante tres años, (según otros autores es condenado a la pena capital), por lo que vivió los cuatro últimos años de su vida fuera de Roma huyendo y buscando la protección de los conventos, sin dejar de pintar algunas de sus obras más oscuras y misteriosas.

... Los capuchinos me acogerán en su convento, que es muy solitario, en una espaciosa celda que mira al mar.

El primer año, en Nápoles, hizo Las siete obras de misericordia para la hermandad del Monte Pio della Misericordia, que tuvo gran influencia entre los pintores de la ciudad. También realizó en estos meses La Virgen del Rosario (KHM -Viena), la Crucifixión de san Andrés (The Cleveland Museum of Art) por encargo del virrey conde de Benavente, y dos versiones de la Flagelación (la primera en Capodimonte, y la segunda en el Musée de Beaux Arts de Rouen).

Detalle de las siete obras de misericordia - 1607
Iglesia del Monte Pío de  la Misericordia, Nápoles, Italia.

El segundo año, en Malta (julio 1607-octubre 1608), donde llegó a ser armado caballero de la orden retrató al gran maestre Alof de Wignacourt armado (Musée du Louvre, Paris), a quien regaló un San Jerónimo (Museo de San Juan de los Caballeros, La Valletta) hizo un Cupido dormido el retrato de fra Antonio Martelli (ambas en el Palazzo Pitti, Florencia). Su obra principal de este momento fue la Decapitación de san Juan Bautista, encargada por la Orden para su oratorio (Museo de San Juan, Valleta).

San Jerónimo escribiendo, Cat.Valetta

…y cuando el Gran Maestre Alof de Wignacourt vio el San Jerónimo escribiendo, al cual él había graciosamente accedido a prestar su rostro, quedóse un buen rato en pensativo silencio. Tanto que yo empecé a angustiarme cuando me miró y preguntome por qué a su alrededor y también a su espalda todo se hallaba oculto en la espesa oscuridad o apenas visible a causa de la demasiada sombra. Contestele que sólo él a mi vista relucía y que, dejándolo a él aparte, otra cosa no conseguía ver más que la negrura de la noche.

Hacia el final de tercer año  huye a Sicilia, donde pintó grandes cuadros de altar: en Siracusa, el Entierro de santa Lucía, (Museo Nazionale di Palazzo Bellomo); en Messina, Resurrección de Lázaro, cuyo comitente fue el comerciante Giovanni Battista de‘Lazzari para su capilla en la iglesia de los Padri Crociferi y la Adoración de los pastores, (ambos en el Museo Nazionale de Messina); y en Palermo, Nacimiento con san Francisco y san Lorenzo.

Detalle de la Resurrección de Lázaro

…He convencido a Lazzari de que cambie de propósito, haciendo hincapié en su orgullo. Díjele que tal vez un retrato de Lázaro serviría para que todos recordaran su nombre. Él se pasó un buen rato sin tomar una decisión y después dijo estar de acuerdo. De tal manera que ahora puedo comenzar una Resurrección de Lázaro que paréceme más idónea para este tiempo de mi vida, para mi manera de sentir…

El cuarto año, en octubre de 1609 vuelve a Nápoles donde acabó la Flagelación para San Domenico Maggiore, hizo la Salomé de la National Gallery de Londres y la del Palacio Real de Madrid, la Negación de san Pedro del Metropolitan Museum of Art de Nueva York y el Martirio de santa Úrsula (Banca Intesa, Nápoles).

A fin de conseguir el perdón del cardenal Scipione Borghese le envía un David con la cabeza de Goliat y un San Juan Bautista (ambos en la Galleria Borghese, Roma) y se embarca en Nápoles con intención de presentarse en Roma ante al cardenal, pero al llegar a Porto d`Ercole es confundido con un criminal que andaban buscando y es encarcelado. Más tarde fue puesto en libertad pero el barco en que había llegado se había echado a la mar y él creyendo perdidas sus pertenencias entre las que se encontraban dos obras (San Juan Bautista y María Magdalena), enfermó de rabia y sufrió un ataque de fiebres palúdicas que le llevarón la muerte el 18 de julio de 1610. El desconocimiento de las circunstancias y detalles de este viaje ha sido fuente de múltiples especulaciones que difícilmente llegarán a aclararse algún día, a pesar de que las investigaciones sobre su vida y su obra se han multiplicado en los últimos tiempos.

Porto d'Ercole

Sus obras evidencian una existencia impetuosa y turbulenta. En ella abundan escenas de tema religioso tratadas con una marcada violencia y dramatismo, en buena parte debido al enérgico contraste oscuridad - luz entre los fondos y los personajes.  Su pintura también se define por una fuerte carga de realismo en la representación de los personajes, sus vestimentas y los objetos que los rodean.

Como a lo largo de la historia ha ocurrido con otros pintores "visionarios" la obra de Caravaggio no fue comprendida ni valorada en su medida durante mucho tiempo. “Caravaggio ha venido al mundo para destruir el arte", dijo el pintor francés Poussin cuando se acercó a la obra del artista lombardo por primera vez,

A decir del que fue sin duda su redescubridor, el italiano Roberto Longhi, quien dedicó al pintor su tesis doctoral en 1910, “Caravaggio descubrió la forma de las sombras” una manera en que tanto la luz como su ausencia "determinan la existencia de los cuerpos". Este crítico da nombre a la Fundación de Estudios de Historia del Arte Roberto Longhi de donde procede una de las obras que formará parte de la Exposición: Ragazzo morso da un ramarro (Chico mordido por una lagartija).

Esta obra de hacia 1594 ha sido relacionada en ocasiones con un dibujo que Sofonisba Anguissola realiza cuarenta años antes por encargo de Miguel Ángel: Asdrúbal mordido por un cangrejo (1553), que se conserva en el Museo de Capodimonte en Nápoles.


Comparación: Sofonisba Anguissola - Caravaggio


LOS CARAVAGGIOS DE LA EXPOSICIÓN

Además de la Santa Catalina, propiedad del Museo Thyssen, la exposición presentará Caravaggios traídos de diversos museos e instituciones.

Santa Catalina (det.) c.1598 
Óleo sobre lienzo. 173 x 133 cm
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

David vencedor de Goliath, c.1598-99. 
Óleo sobre lienzo, 110,4 x 91,3 cm. 
Museo Nacional del Prado. Madrid. 

San Juan Bautista en el desierto, c.1604-1605. 
Óleo sobre lienzo, 172,7 x 132,1 cm. 
The Nelson-Atkins Museum of Art. Kansas City.

La buenaventura, 1595-1596 óleo sobre lienzo 115×150 cm. 
Roma Musei Capitolini.


Los músicos, c. 1594-95. 
Óleo sobre lienzo, 91,1 x 118,4 cm. 
MET-The Metropolitan Museum of Art. New York.  

San Francisco en meditación, c. 1606-1607. 
Óleo sobre lienzo, 128 x 90 cm. 
Museo Civico «Ala Ponzone». Cremona. 

Muchacho mordido por un lagarto, c. 1593-94. 
Óleo sobre lienzo, 65,8 x 52,3 cm 
Fondazione di Studi di Storia dell’Arte Roberto Longhi. Firenze.

El sacrificio de Isaac,c.1603
Óleo sobre lienzo, 104 x 135 cm. 
Galleria degli Uffizi. Firenze. 

Il cavadenti (El sacamuelas)
Óleo sobre lienzo, 140 x 195 cm. 
Galleria Palatina. Palazzo Pitti. Firenze.


El martirio de santa Úrsula, 1610 (Palacio Zevallos Stigliano, Nápoles)
Ppintado poco antes de su muerte constituye el broche final de la última etapa de la vida del pintor que se autorretrata sujetando una lanza.