viernes, 15 de junio de 2018

PINTORAS EN EL MUSEO DEL PRADO IN & OUT (III) MINIATURISTAS Y DIBUJANTES

LAS MINIATURISTAS

Continuando con el estudio de las pintoras con obra en el Museo del Prado nos detenemos ahora en un pequeño grupo de cuatro artistas cuyas obras, generalmente singulares, se han ido incorporando a la colección en diferentes momentos, aunque ninguna de ellas se encuentra expuesta al público en la actualidad. 

En este caso no parece que la falta de espacio pueda aducirse como causa de no exposición, dado el pequeño formato de las obras podrían, sin gran dificultad unirse al grupo de miniaturas expuestas en la Planta -1, Salas 100-102. 

MARGUERITE BENOIT

Según la especialista Carmen Espinosa, la miniaturista Marguerite Benoit se sitúa entre el último tercio del siglo XIX y el primer cuarto del siglo XX. Nació en Les Grands Moulins y estudió con Madame Letruffe-Colomb, Madame Gabrielle Debillemont-Chardon y Madame Berthe Jouvin. Expuso en la Societé des Artistes Français en 1905. Esta es toda la información que ofrece el Museo sobre esta miniaturista, de la que consta la reciente adquisición de una de sus obras.
Miniatura no expuesta: Mujer joven en un río [O723] Sobre marfil


ANTOINETTE BRUNET
Burdeos, Activa de 1800 a 1825
Artista nacida en Burdeos. Representante de la Escuela francesa de miniatura. Anunciaba su llegada a las ciudades por medios publicitarios. Muchos de sus retratos representan bellas mujeres morenas de ojos negros del sur de Francia. La obra del Museo del Prado fue adquirida en 1980 a los herederos de Arturo Perera y Prats.
Retrato de caballero [O799] 


SOPHIE LIENARD
Francia, activa entre 1842 y 1860
Durante el segundo tercio del siglo XIX se puso de moda el retrato sobre placas de porcelana, adquiriendo un gran desarrollo en París, ciudad en la que proliferaron pequeños talleres que se dedicaron a la pintura de retratos. Sophie Lienard trabajó en París donde fue muy cotizada. Expuso en el Salón entre 1842 y 1845.

Hija y nieta de artistas, dedicó su actividad a la miniatura, al igual que su padre, Jean Auguste Edouard Lienard, mientras su abuelo, Jean Baptiste Lienard, fue grabador.
Obra referenciada: Carmen Acuña y Davitte [O678]  Duquesa de Bivona.

ACTUALIZACIÓN 2015

La Galería online del Museo ha incorporado otras dos miniaturas a esta pintora, una de ellas atribuida
Mª Tomasa Álvarez de Toledo y Palafox. H.1835 [O756] y  Retrato masculino.(Atribuida) H.1840 [O692]



TERESA NICOLAU PARODY
Madrid, 1817- San Sebastián, 1895

Pintora española. Hija de Isidro Nicolau y Puig, secretario honorario del rey Fernando VII, comenzó su formación con Vicente López Portaña, de quien es el retrato de la izquierda conservado en el Museo del Prado [P3304] y a quien ella, a su vez, hizo un retrato conservado en el Museo Lázaro Galdiano, (a la derecha), que por efecto del tiempo ha perdido el componente naranja de la piel que ahora parece azul. 

Se casó con Antonio Rotondo y Rabasco, cirujano dentista de la Casa Real de forma continuada desde Isabel II hasta Alfonso XII. Era un hombre polifacético, escritor y pintor con quien tuvo dos hijos, Adriano y Emilio Rotondo Nicolau, historiadores y arqueólogos de reconocido prestigio.

Fue nombrada académica de honor de la Academia de San Fernando de Madrid y de la de San Carlos de Valencia. Participó activamente en las exposiciones públicas de la Academia de San Fernando y en las Nacionales de Bellas Artes, concurriendo a la de 1866 con cuatro obras entre las que se encontrada la miniatura Jesucristo con la cruz a cuestas, una copia de Sebastiano del Piombo, por la que obtuvo mención honorífica de primera clase. 


             Jesucristo con la cruz a cuestas, óleo sobre cobre, 13 x 10 cm [P3644]



DIBUJANTES


El Museo del Prado dispone de una serie de dibujos realizados por un pequeño grupo de mujeres artistas, algunas especializadas exclusivamente en Dibujo y otras pintoras reconocidas que han realizado dibujos y bocetos como trabajos previos a sus obras.


ANGELICA KAUFFMANN, 
Coire (Suiza), 1741 - Roma, 1807


Maria Anna Catharina Angelica Kauffmann, era hija de Joseph Johann Kauffmann, un pintor especializado en retratos. Comenzó a pintar muy joven, ayudando a su padre en la decoración mural de algunas iglesias de Suiza, Austria y el norte de Italia.

En 1763 viajó a Roma, donde coincidió con artistas neoclásicos y donde fue admitida en la Academia de San Luca. En Venecia estudió la obra de Tiziano y de allí se trasladó a Londres donde conoció a Joshua Reynolds con quien participó en la fundación de la Royal Academy of Art. Tras una boda fallida con un falso conde sueco, volvió a casarse con el pintor veneciano Antonio Zucchi, con el que regresó a Italia. Pintaba composiciones de historia y género aunque se hizo famosa por sus retratos alegóricos de los que el Prado posee un magnífico ejemplar: Anna von Escher van Muralt [P02473].

El dibujo del Museo del Prado, probablemente un trabajo preparatorio, es una aguada, realizada con pluma sobre papel [D02276].
Tres soldados y un desnudo femenino en barca. MNP


ANNA MENGS
(Dresde, 1751 - Madrid, 1792)

Anna Maria Teresa Mengs es una pintora alemana que destacó como miniaturista y dibujante al pastel, en el último cuarto del siglo XVIII. Fue discípula de su padre, Anton Raphael Mengs.

Casada en Roma, en 1777, con el grabador Manuel Salvador Carmona vinieron juntos a Madrid donde tuvieron siete hijos y llegó a ser miembro de honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1790.

Se hizo especialmente célebre por sus miniaturas y sus retratos al pastel que realizó para la familia real, también trabajó para la Biblioteca Nacional y para la familia Lobkowicz. Sus trabajos fueron expuestos públicamente en la Academia después de su muerte en 1793 año en que fue publicada su biografía en la que fue particularmente apreciado el retrato de su marido.

La obra del Museo del Prado es un retrato de su padre,  realizado al pastel sobre papel, 573 mm x 442 mm [D07452].
Ana Mengs. Retrato de Antón Rafael Mengs MNP


GIULIA LAMA 
(Venecia, 1681-1747)

A pesar de tener una formación sólida, que recibió de su padre el pintor Agostino LamaGiulia Elisabeth Lama nunca pintó profesionalmente, ni se unió a ninguna escuela y se mantenía con su trabajo de bordadora.  Las primeras muestras de su actividad artística son bastante tardías, cuando tenía más de treinta años; su primera obra firmada es el Retrato del fiscal Pietro Grimani (1719).

Se especializó en obras de carácter religioso, que completa con retratos como el de su colega el pintor Piazzetta (1715 - 1720) a quien representa con las herramientas del oficio y su Autorretrato como pintora de 1725 de la Galería de los Uffizi.

Su estilo es independiente de otros pintores contemporáneos, realiza una pintura esencial en la que el uso del claroscuro es fundamental llegando a producir cierta deformación anatómica. A pesar de que las pintoras de su época no tenían acceso al estudio del desnudo, Giulia parece haber roto esa barrera, según se deduce de una serie de dibujos que muestran desnudos masculinos y femeninos de su etapa de formación.
También tuvo cierta fortuna como poeta, sus poemas fueron publicados en diversas ocasiones como en la antología poética editada por Luisa Bergalli (1726) e la que aparecen tres sonetos y dos canciones de Lama, que se caracterizan por un cierto petrarquismo.

La obra que conserva el Museo del Prado [D03375] es un dibujo preparatorio realizado a Carboncillo, clarión y lápiz negro sobre papel agrisado, 378 x 305 mm. que representa el busto de una mujer de frente, que mira hacia arriba y aparece tocada con un velo orlado de perlas.

Giulia Lama. Cabeza de Mujer


ELISABETTA SIRANI
Bolonia, 1638 - 1665


Hija del pintor Giovanni Andrea Sirani que fue también su maestro, Elisabetta, como pocas mujeres artistas, a pesar de su corta vida (murió a los veintisiete años) dejó una obra considerable y alcanzó el éxito y el reconocimiento de sus contemporáneos.

En su pintura devota y de carácter religioso deja ver las huellas del arte tardío del pintor  Guido Reni. Sus obras más reconocidas fueron sus 'Vírgenes con Niño' y sus 'Sagradas Familias', en pequeño formato.

Como dibujante, sorprenden sus virtuosos dibujos a la aguada, realizados a punta de pincel, con fuertes contrastes de luz y sombra, como puede verse en los dos ejemplares que conserva el Museo de Prado: Fraile arrodillado y San Juan Bautista niño en el Desierto.
Elisabetta Sirani. San juan Bautista en el desierto - D02094 Fraile arrodillado - D00864

HERBERTINA VAN DER HEIM
(Gravenhage - Holanda, 1731-1798)

Segunda hija del político holandés Anthonie van der Heim y de Catharina van der Waeyen. Herbertina se casó en 1758 con el también político Gerlach Jan van der Does (1732-1810), con quien no tuvo hijos.

La obra que conserva el Museo del Prado, a pesar de que figura como "atribuida" aparece firmada en su parte inferior derecha. Se trata del dibujo de una mano femenina realizada con Sanguina sobre papel verjurado, [D02266]. Entró al Museo formando parte del legado de Pedro Fernández Durán y Bernaldo de Quirós en 1931 en el que, además de un gran número de pinturas de primer orden, se encontraba una colección de 2.875 dibujos.

Ernestina van der Heim. Una Mano femenina.


FLORENSA DE CLOMESNIL, 
(Activa en París entre 1823 y 1861)

Ilustradora de moda, realiza anuncios destinados a publicaciones de moda de París. El Museo del Prado conserva cuatro de sus litografías a pluma, iluminadas sobre papel avitelado procedentes de la Colección de la Familia Madrazo, que entraron en el Museo en 2006. Las cuatro forman parte de la Colección "Petit courrier des dames", una revista de moda semanal publicada en París en la que publicó 49 láminas entre 1823 y 1861. Las láminas aparecen firmadas por "Mme Florensa de Clomesnil".

Madame de Clomesnil fue responsable de muchas láminas de moda que aparecieron tanto en Le Petit Courrier des Dames como en Le Journal des Demoiselles, La Mode y Le Bon Ton.
Florensa de Clomesnil. Dos Anuncios de moda de París

El Museo cuenta con otras dos láminas representando Anuncios de Moda de París de la misma publicación,  Petit Courrier des Dames que no están firmadas pero son de la misma clase y estilo.
Dos Anuncios de moda de París

ANAÏS COLIN TOUDOUZE
(París, 1822 - 1899)

Siguiendo en el mundo de la moda, el Museo del Prado posee un grupo de quince litografías realizadas entre 1862 y 1864 por la ilustradora Adèle Anaïs Colin Toudouze que era hija del pintor y litógrafo, Alexandre-Marie Colin y su esposa Marie Josèphe Juhel (1796-1837), también pintora.

Anaïs se casó en 1845 con el arquitecto y grabador Gabriel Toudouze  que murió nueve años después dejándola con tres hijos pequeños. Para mantener a su familia, Anaïs se dedicó a hacer ilustraciones de moda para revistas. Su hijo mayor, Gustave, fue escritor; el segundo, Édouard, pintor y su hija Isabelle (1850-1907), pintora e ilustradora.

En la imagen el Retrato de las Hermanas Anaïs y Heloise Colin pintado por ellas mismas. (Cada una pintó el retrato de la otra en 1840).

Las quince láminas que se encuentran en el Museo están realizadas a pluma, iluminadas sobre papel avitelado, recogen otros tantos Anuncios de Moda; también proceden de la Colección de la Familia Madrazo, que entraron en el Museo en 2006.
En todas ellas consta la autoría de Anaïs, pero en diez aparece acompañada de J. DESJARDINS y en cinco figura como su colaboradora MARIE PRÈVAL. Corresponden a la publicación del Magasin des demoiselles. [Paris: Hennuyer et Cie].
Anaïs C.Toudouze y J. Desjardins. Anuncio de Moda
  del Magasin des demoiselles 
Anaïs C.Toudouze y Marie Prèval. Anuncio de Moda
  del Magasin des demoiselles.


EMILIA CORANTY LLURIÀ
(Barcelona, 1862-1944)

Emilia Coranty Lluriá estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, la Llotja. durante dos cursos de 1885 a 1887, junto a Francisca Sans Benet eran las únicas alumnas entre entre más de 500 inscritos.  También estudió en Madrid donde se matriculó en las clases de Antiguo y de Paisaje en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y grabado, gracias a una bolsa de viaje que le concedió la Diputación de Barcelona y después fuera de España, en Roma gracias asimismo a una bolsa de viaje con la que fue premiada por la Diputación de Barcelona de una duración de cuatro meses que se le prorrogaría el año siguiente. Allí conoció a su futuro marido, el pintor e historiador Francisco Guasch  Homs (1861-1923).

Vivió en París, en Valls y en Barcelona, sin dejar de dedicarse a la actividad artística y fue profesora en la Escuela de Dibujo y Pintura para Niñas y Adultas, creada en el seno de la Llotja en 1882 para formar maestras especializadas en la aplicación del dibujo a las labores domésticas. Su obra fue calificada por los críticos como femenina, porque pintaba flores y naturalezas muertas, aunque en Cataluña tuvo mucha importancia por su relación con la industria textil. Obtuvo medalla de plata en la exposición de Chicago de 1893 donde había un pabellón para mujeres artistas, diseñado por la arquitecta Sophie Hayden. Murió en 1944, después de haber legado su torre y una serie de bienes destinados a crear los premios Guasch-Coranty para las mejores alumnas de su especialidad para lo que se creó una fundación que aún subsiste.

He incorporado esta pintora a este grupo porque, a pesar de que el Museo guarda de ella una pintura al óleo, su fama le vino dada más por el diseño y la ilustración. La obra del Museo del Prado es una  Reproducción al óleo de “La dalmática de Carlomagno” [P08137], con la que obtuvo tercera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1890. La imagen de la obra que hasta hace poco se encontraba en el MNCARS ya está disponible en la galería de imágenes del Museo del Prado.
Emilia Coranty, “La dalmática de Carlomagno” MNP [P08137]

La obra, realizada en 1889 en Roma, reproduce la llamada "Dalmática de Carlomagno" guardada en el Tesoro de San Pedro que fue regalada por el Patriarca de Constantinopla, Isidoro de Kiev (1439) al Papa Eugenio IV (1431-1447). Se desconoce el origen de la leyenda de que fue usada por Carlomagno para su coronación como emperador en el año 800. Está totalmente bordada con hilos de oro, plata e hilo de seda azul con escenas de la iconografía bizantina.
Imagen de la Dalmática de Carlomagno. Vaticano. S.XI

En una imagen de la revista Feminal publicada en julio de 1908, podemos ver a la artista en su taller y en la pared de la izquierda, tras el caballete, distinguimos la dalmática comentada.
Emilia Coranty en su taller. Revista Feminal Julio, 1908

Hasta aquí la información sobre la presencia de mujeres pintoras miniaturistas, dibujantes / ilustradoras en el Museo, que cierro con una relación del conjunto de pintoras y dibujantes del museo del Prado. 


Esta entrada se ha desgajado de PINTORAS EN EL MUSEO DEL PRADO IN & OUT (II) dedicada a las Pintoras en el almacén que ha sido actualizada con la reciente incorporación de obras procedentes de la reasignación definitiva de obras del MNCARS o el afloramiento por parte del Museo de algunas obras de pintoras anteriormente no contempladas. (Julio 2018)

No hay comentarios:

Publicar un comentario