domingo, 28 de septiembre de 2014

UNA PAREJA DE FRANS FLORIS EN EL MUSEO DEL PRADO

FRANZ FLORIS de VRIENDT

Francisco Flores o Froles como se le conocía en España y Portugal es uno de los más admirados pintores flamencos del siglo XVI. Nació en Amberes en 1519 en el seno de una familia de artistas. Su padre, Corneille Floris de Vriendt, era escultor, mientras sus hermanos, Corneille se dedica a la arquitectura, Jacques fue vidriero y Jean, ceramista.

Autorretrato KHM Viena


Se formó en Lieja con Lambert Lombard entre 1538 y 1540, a partir de este año figura como maestro en la guilda de pintores de Amberes. Al año siguiente se traslada a Roma para completar su formación donde se forma en el arte de Miguel Ángel, Rafael y Giulio Romano. En 1547 regresa a Amberes ya famoso, contrae matrimonio con Claire Floris y se  establece definitivamente.

Participa en la realización del arco de triunfo realizado en honor a la llegada de Carlos V a Amberes y más tarde, en 1549, en las obras de decoración efectuadas con ocasión de la visita del príncipe Felipe. Desde entonces su producción se desarrolla con gran amplitud realizando obras de mitología e historia y en especial numerosos retablos. No obstante para muchos especialistas sus obras más personales pertenecen al género del retrato.

Su arte y su virtuosismo técnico merecieron los elogios de sus contemporáneos en especial en Italia donde se le considera el mejor pintor de los Países Bajos. Vasari, cuenta que en su tierra le apodaban  el “Rafael flamenco”.

Frans Floris, Grabado de J. Wierikx

Para poder cumplir con los encargos que le hacen abre un importante obrador a la manera italiana, con múltiples ayudantes y colaboradores sobre los que ejerce una fuerte influencia que les lleva a mantener durante mucho tiempo su estilo y sus formas. Se ha destacado su importancia como introductor del manierismo italiano que en Flandes y los Países Bajos es llamado "romanismo".

A pesar de haber conocido la gloria, el final de su vida estuvo marcado por los problemas económicos. Frans Floris falleció en Amberes el 1 de octubre de 1570.


Su obra en el Museo del Prado

Este magnífico retrato, Caballero de 48 años, realizado por el pintor flamenco Frans Floris puede admirarse en la Sala 55 del Museo del Prado. [P01516]

Frans Floris, Caballero de 48 años. 1555 MNP

El título lo recibe de la propia inscripción que aparece en la obra: "AETATIS 48. 1555", lo que nos permite conocer la edad del personaje y el año en que fue realizado el retrato. 

A pesar de que esta es la única obra de Frans Floris que figura en la información del Museo del Prado, lo cierto es que su pareja también pertenece a la colección del Museo. Con el número de catálogo consecutivo [P01517] el Museo conserva en su almacén el pendant del retrato anterior aunque lo cataloga de modo distinto. 

Se trata del Retrato de una dama de 35 años, atribuida a un discípulo de Moro. Al igual que su pareja, el cuadro lleva la inscripción del pintor que informa sobre la edad: "AETATIS 35" y el mismo año de realización: "1555".

Frans Floris. Dama de 35 años. 1555

La calidad del retrato queda fuera de toda duda y se encuentra al mismo nivel que la de su compañero. En ambos casos nos encontramos ante dos grandes obras de la retratística flamenca "dulcificada" por la influencia italiana y el aprendizaje de su autor de los grandes pintores que ha estudiado en Roma.

La información que el museo ofrece de ambas obras es prácticamente coincidente, salvo por la cuestión de la autoría:

Num. de catálogo: 
P01516  /  P01517
Autor: 
Floris, Frans  /  Moro, Antonio (Discípulo de)
Título: 
Caballero de 48 años  /  Dama de 35 años
Cronología: 
1555  /  1555
Técnica: 
Óleo sobre tabla  /  Óleo sobre tabla
Medidas: 
71 cm x 55 cm  /  72 cm x 56 cm
Escuela: 
Flamenca  /  Flamenca
Expuesto 
Si (Sala 55)  /  No
Procedencia: 
Colección Real (colección Isabel Farnesio, Palacio de La Granja de San Ildefonso, Segovia, pieza donde está la cama de repuesto, 1746, nº 96; La Granja, trascuarto-pieza en que duerme el sumiller, 1766, nº 96; Palacio de Aranjuez, Madrid, pieza de cenar, 1794, nº 96; Aranjuez, sala de corte del rey, 1818, nº 96). /  La información sobre la procedencia del Retrato de dama, coincide en todos los extremos excepto en la referencia al nº 96, que, por razones obvias se hace al nº 97.

Además de la propia factura de los cuadros de características similares, las inscripciones y marcas que en ellos aparecen no dejan lugar a duda de que se trata de dos obras relacionadas que forman una pareja. Tanto las inscripciones que realiza el propio pintor, que con el mismo tipo de letra y de forma casi simétrica, escribe en ambos la edad del personaje y el año de ejecución, como las marcas posteriores que en ellos aparecen: los números consecutivos 96 y 97, a la izquierda y la flor de lis a la derecha como símbolo de pertenencia a la colección de Isabel de Farnesio. 

No creo que pueda existir duda de que ambos retratos procedan de la misma mano, de hecho en el catálogo de 1876 de Madrazo y en el de 1920 ambas obras figuran como de Frans Floris.


Sería interesante que el Museo se planteara la posibilidad de exhibir estas obras tal como fueron pensadas y diseñadas, es decir, juntas. De este modo podría valorarse el impacto de las mismas de forma integral. 

Los personajes representados

Por la información que ofrece el museo sabemos que el caballero representado podría ser el pintor, impresor y grabador Hieronimus Cock (1518-1570) cuya vida corre paralela a la de Frans Floris, con quien es posible que coincidiera en Roma donde transcurre, también en parte, su proceso de aprendizaje. Cock  fue el principal editor de los Países Bajos. Estableció su negocio en la casa conocida como "Aux quatre vents" en Amberes en 1548. La empresa se centró en la producción de imágenes impresas, pero a una escala sin precedentes. Cock reconoció el genio del joven Pieter Bruegel, cuyas fantasías diabólicas y sus paisajes fueron pronto conocidos en toda Europa gracias a las impresiones que él publicó. Su imprenta fue la más importante del norte de Europa que desempeñó un papel fundamental en el desarrollo y difusión del Renacimiento con sus ediciones de grabados de artistas italianos y flamencos. A partir de su muerte en 1570, su labor al frente de la imprenta es continuada por su viuda Volcxken Diercx hasta su muerte. 

Tienda de grabados Aux Quatre vents en cuya puerta se puede ver a Hieronimus Cock y en el interior a Volcxken Diercx. En la base un juego de palabras con el nombre de su mujer alusivo al servicio que ella presta: "Deja que la cocinera cocine lo que el pueblo quiere." 
El grabado  se conserva en la Royal Library de Bélgica

Los personajes, muy conocidos en su tiempo fueron objeto de representación a través de grabados de Johan Wiericx. El retrato de Hieronimus le muestra probablemente con la misma edad que el cuadro de Floris, con un elegante traje de tejido recamado sosteniendo con la mano derecha una calavera que señala con el dedo índice de la izquierda, gesto habitual del santo de su nombre, aludiendo a un probable significado de la caducidad de la vida. El retrato que se conserva de la esposa, también fue realizado por Wierix años después de la muerte de su marido, concretamente en 1579 fecha que consta en la copia del mismo que se conserva en el Rijksprentenkabinetse de Amsterdam, con una edad aproximada de 59 años.

De la importancia de la producción de la empresa habla el inventario de bienes realizado a la muerte de la viuda de Cock († 1600), en la que se enumeran más de mil seiscientas placas de cobre y un gran número de impresiones que estarían a la venta en "Aux quatre vents" donde los clientes podían elegir entre una gama tan amplia de diseños de todo tipo y formato imaginable.

Retrato de Hieronymus Cock, grabado de Johannes Wierix. Royal Library of Belgium, Brussels
Retrato of Volcxken Diericx, grabado de Johannes Wierix. Fondation Custodia, Paris

En la información del Museo del Prado señalan la presencia de un anillo que pondría en duda la identidad del personaje: "El modelo ha sido identificado en ocasiones con el editor de Amberes Hieronymus Cock, pese a que el anillo de su mano izquierda, con el escudo de la ciudad de Amsterdam, cuestione tal identificación"; 


Es preciso señalar que el anillo que luce el caballero no corresponde al conocido símbolo de la ciudad de Amberes: tres aspas o cruces de San Andrés sobre banda negra. Tal como se describe en el Catálogo del Museo del Prado de 1985 de Pérez Sánchez se trata de un «anillo con escudo; sobre campo de oro, franja vertical verde con tres coronas de oro». 

Antonio de Marichalar en su artículo "Heráldica en el Museo del Prado" (Arte Español. Revista de la Soc. española de amigos del Arte, 2. Fascículo 1963-1967) afirma que "se trata de un sello de mera ostentación ... en el que no se advierte solvencia heráldica"

En la Europa del siglo XVI se pone de moda en Europa encargar retratos dobles (pendant) con motivo de un compromiso matrimonial o una boda.  Del mismo modo, las parejas encargaban retratos para mostrar su vínculo y para transmitirlos a los herederos, que iban formando galerías de antepasados, en las que se podía ver la antigüedad de la familia y su prosperidad. 

Un ejemplo lo podemos ver en el propio Museo del Prado pues se da la circunstancia de que en la sala contigua (55b) de Pintura alemana del XVI, tenemos un ejemplo de este tipo de parejas expuesto. Se trata de los retratos del matrimonio del orfebre Jorg Zörer, realizados por el pintor augsburgués Christoph Amberger en 1531, teniendo el caballero 41 años y la dama, 28. [P02183 y P02184]


Ellos han tenido suerte de poder mostrarse tal como fue la intención que inspiró su ejecución, ya que no son pocas las ocasiones en que el Museo decide exponer solamente a uno de los miembros de la pareja, generalmente al marido, dejando a la mujer a la espera, en el almacén. 


Actualización diciembre 2014
En una reciente visita al Museo me ha alegrado comprobar que se ha incorporado el Retrato de Dama de 35 años, al lado del de su marido en la Sala 55.  

Actualización septiembre 2015
En una reciente visita al Museo me ha sorprendido comprobar que ha sido de nuevo descolgado el Retrato de Dama de 35 años, dejando otra vez en solitario a su marido.

4 comentarios:

  1. Fantástica apreciación e incompresible catalogación del museo. Tal vez simplemente nadie se ha dado cuento como lo has hecho tú porque si no tiene poca explicación. Si uno se le atribuye a Frans Floris como mucho en el otro podría indicarse la participación del taller (como en el caso de los retrato de los condes de San Segundo de Bronzino) si los conservadores no lo consideraran de la misma calidad. De todos modos hay veces que estas cosas parecen asumidas por los conservadores (incluso en catálogos) pero tardan en llegar a quienes se encargan de las bases de datos públicas y creo que habría que dar más importancia a estas pues al fin y al cabo son una herramienta de trabajo para los profesionales del arte además de un entretenimiento para los aficionados.
    Sobre parejas hace de arte, hace poco salió a subasta la pareja del retrato de Amberger de Matthäus Schwarz en el Thyssen http://www.museothyssen.org/thyssen/ficha_obra/1038 , pero desgraciadamente en este caso el elevadísimo precio (4 a 6 mill. de dolares) y la situación financiera impidieron la reunificación de la feliz pareja http://www.christies.com/features/audio-christoph-amberger-portrait-of-barbara-schwa-4342-4.aspx aunque la obra finalmente no se vendió.

    ResponderEliminar
  2. Increíble, ya han cambiado la autoría de la obra a Floris. Imagino que algo ha tenido que ver tu entrada. ¿Avisaste al museo?. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Ha sido una casualidad que ayer fuera el aniversario de la muerte de Floris y el Museo lo indicó en su twiter incorporando la foto del caballero. Mi hijo "retwiteó" con el enlace al blog y en seguida le contestaron que lo habían consultado en consevación y que iban a proceder al cambio en la galería online. Ahora ya solo falta que lo cuelguen, pues hay sitio. En todo caso, una cuestión de suerte.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico tu ojo y bien por el museo reaccionando tan rápido ante una información (y por tu hijo). Esto indica que el departamento encargado de la pintura ya tenía noticia de la autoría seguramente pero el departamento encargado de la galería on line no. Alguna vez más he visto que obras cuya autoría aparecía de manera correcta en catálogos o artículos de conservadores del museo, aparecían de manera incorrecta en la galería. Los conservadores cada vez que cambian una autoría deberían pasar nota para cambiarlo en la galería porque ésta es algo más que un mero entretenimiento o al menos debe tender a eso.

    ResponderEliminar