viernes, 1 de abril de 2016

MARGARITA DE SABOYA: DE FEDERICO ZUCCARO A SOFONISBA ANGUISSOLA

Hace ya algún tiempo tuve ocasión de leer un artículo del marchante Phillip Mould sobre un Retrato de Dama que se identificaba como Margarita de Saboya (1589-1655) de alrededor de 1605, que apareció en el mercado de arte en 2006 (Christies 7 dic) catalogada como obra del "Círculo de Anguissola" .

El Personaje

Actualmente no existen dudas de que estamos ante un retrato de Margarita de Saboya, primera nieta de Felipe II, hija mayor de Catalina Micaela y Carlo Emanuel de Saboya pero  había sido considerada durante mucho tiempo como una "Dama Desconocida", aunque algunos especialistas ya habían apuntado al entorno de las hijas de Felipe II, como Xavier de Salas (MNP, marzo 1976) que había sugerido que podría tratarse de Elizabeth de Valois o más bien su hija mayor la infanta Isabel Clara Eugenia. 

Federico Zuccaro. Retrato de Margarita de Saboya 1605

La identificación del personaje ha sido ratificada por diferentes especialistas. La primera, la historiadora Diana Scarisbrick, especialista en joyería, que basaba sus conclusiones, entre otras, en la importancia de las margaritas en el tocado de su pelo y en la semejanza de su rostro con el retrato de Margarita de Saboya con un enano, de Sofonisba Anguissola, en una colección particular de Madrid.

Sofonisba Anguissola. Margarita de Saboya con un enano, 1595 Col. privada Madrid

También se establecieron semejanzas con los retratos de Margarita de Saboya realizados por Frans Pourbus el joven en la época; tal es el caso del especialista en pintura italiana Daniele Sanguineti que llegó a la misma conclusión al comparar esta imagen con un retrato de cuerpo entero de Margarita de Saboya de Frans Pourbus II. No hay que olvidar que este pintor, principal retratista de Vincenzo Gonzaga, cuarto duque de Mantua, fue enviado por éste a Turín para retratar a Margarita que poco después, en 1608, sería su esposa.

Fran Pourbus II. Margarita de Saboya. 1608, Hermitage

Un detalle a observar es que nunca falta en su tocado el adorno con forma de  las margaritas que aluden a su nombre.

La Autoría

En cuanto a la autoría de la obra ha ido variando desde que en los años 70 del siglo pasado se atribuyó, como tantas otras, a Alonso Sánchez Coello, para pasar más tarde en su última transacción (2006) a considerarse  como obra del círculo de Sofonisba Anguissola.

Más recientemente los estudios han llevado a los especialistas a la atribución probablemente definitiva a Federico Zuccaro, ya que además de que existen dibujos preparatorios que permiten ver similitudes estilísticas y técnicas con el retrato de Margarita, existe prueba documental en el diario del artista, "Il Passaggio per l'ltalia, con la dimora di Parma del sig. cavaliere Federico Zuccaro" (publicado en Bolonia, 1608) que permite constatar que Zuccaro en julio 1605 viajó a Turín, invitado por el duque de Saboya para pintar a sus dos hijas Margarita e Isabel en edad de casarse, coincidiendo con las negociaciones para el matrimonio entre Margarita y el duque de Mantua,  Vincenzo Gonzaga. 

Zuccaro escribe al duque de Mantua señalando las características que ve en Margarita, de la que dice tener "una cara limpia, y la piel brillante... no oscura, como muestran los retratos que había visto hasta ahora ...".

F. Zuccaro, 1606 Margarita de Saboya. Det.

Pintado entre 1605 y 1606, estamos ante un auténtico retrato de corte que presenta una lujosa,  aristocrática y seductora imagen de Margarita a los dieciséis años, con una perrita cocker a su izquierda que se considera signo de fidelidad y fecundidad. Ella aparece ataviada con un lujoso collar adornado con piedras preciosas, perlas de gran tamaño y figuras en oro y esmalte. El tocado del pelo, muy elaborado, está formado por las margaritas a las que hemos aludido anteriormente.



La Joven Dama del LÁZARO GALDIANO

El análisis detallado y la observación de este retrato, me ha llevado inexorablemente a otro hasta ahora no identificado: me refiero al Retrato de Dama joven vestida de rojo de Sofonisba Anguissola del Museo Lázaro Galdiano.

 Sofonisba Anguissola. [Propuesta de identificación] Margarita de Saboya. MLG
Datación [Nueva  propuesta]: 1601c.

La autoría de Sofonisba establecida por la especialista Dolores Fúster siguiendo una primera atribución de W. E. Wallace (1988, Goya nº207), tras la restauración realizada por al IPCE para el Museo Lázaro Galdiano no ha tenido contestación aunque hay que señalar que tampoco ha tenido gran repercusión pues de modo sorprendente no ha sido incorporada por los especialistas al elenco de obras anguissoliano.

La probabilidad de que Sofonisba Anguissola retratara a la hija de Catalina Micaela es altísima, ya que conocemos la estrecha relación que la pintora mantiene con la infanta española y su familia desde su incorporación a la corte de los Saboya en Turín (1585) tan próxima a su lugar de residencia en Génova.

Comparación Zuccaro / Sofonisba

Las similitudes faciales entre ambas retratadas, quedan fuera de toda duda, las cejas arqueadas, los ojos almendrados, la nariz recta y los labios pequeños y carnosos... Las variaciones que podemos advertir, derivan de la diferencia de 4 o 5 años que  media entre ambos retratos. En todo caso hay que señalar la mayor suavidad, y cariño que trasluce el retrato de Sofonisba, a la que unen lazos sentimentales con la retratada, hija de una de las niñas que ella misma cuidó, atendió y enseñó a pintar durante su estancia en España. Esa calidez en el tratamiento de los personajes, en especial de las infantas es un elemento característico de los retratos que realiza Sofonisba de personas cercanas.


"Entonada en rojo, todas las calidades de la piel y de los paños se tratan con amorosa ternura,..."
(J. Camón Aznar)

El retrato representa la continuidad de los retratos cortesanos que había realizado la pintora de su abuela, la reina Isabel, y de su madre, la infanta Catalina Micaela (ambos en la Sala 56 del Museo del Prado) con la única diferencia de que aquellas van vestidas de negro, quizás para ser más del gusto del rey, y ésta, de rojo.

El parecido con el retrato de su madre, Catalina Micaela (Colección Valls. Londres) pintado por Sofonisba cuando la infanta tenía aproximadamente la misma edad que su hija, constituye un elemento más de convicción en torno a su identidad.

Detalles de Catalina Catalina Micaela (1578) y su hija Margarita (1602c)

La época de madurez personal y artística que vive la pintora en su etapa genovesa, que le permite un acercamiento a sus personajes queridos sin las trabas y rigideces que imponía el protocolo cortesano, tiene su paradigma en el retrato de Catalina Micaela como La Dama del Lince (antes armiño), que por sí sola justificaría la fama de excelente pintora de Sofonisba Anguissola.


 Sofonisba Anguissola. Detalle de La Dama del Lince c.1595. Pollock House. Glasgow


Dos propuestas previas a la luz de la nueva identificación

La más que probable identificación de Margarita de Saboya como la Joven Dama vestida de rojo pintada por Sofonisba Anguissola, me lleva a descartar dos propuestas que se han venido barajando en los últimos años sin suficiente fundamento que han partido del siciliano Alfio Nicotra, conocedor de la obra de la pintora, quien se vale de la intuición para hacer innumerables propuestas, a veces muy imaginativas pero que suelen carecer del soporte documental o técnico que les sirva de apoyo.

La primera de ellas,  que ha sido recogida en el portal CERES, se refiere a la identificación de la Dama Joven del Lázaro Galdiano con un posible retrato de Leonor de Medici, (1567-1611) hija del Gran Duque de Toscana Farncesco I de Médici. La propuesta parte de una hipótesis del sr. Nicotra, que se basa en el hecho de que pudo ser realizado en Florencia en 1579 en el tiempo en que la pintora residió en la cercana Pisa, tras su segunda boda, en su viaje de retorno de Sicilia con destino a Génova.

Desde hace poco tiempo sabemos que en ese momento Sofonisba realizó un retrato del Duque Francesco I, padre de Leonor, a quien tuvo ocasión de visitar junto con su marido Orazio Lomellino para que éste pudiera presentarle sus respetos.


Sofonisba Anguissola. Francisco I de Médicis, 1580 (Det.) Sothebys 2011

No existe constancia alguna de que pintara también a su hija que entonces tendría alrededor de doce años, ni la imagen de la Dama joven vestida de rojo guarda parecido con las numerosas imágenes que conocemos de la joven Leonor de Médicis.


Probable imagen de Leonor de Médicis de A. Allori

La segunda de las propuestas que ahora considero descartable se refiere a la atribución a Sofonisba Anguissola del Retrato de Margarita de Saboya con un león encadenado (1604c) que se encuentra en la Galleria Sabauda de Turín.

Margarita de Saboya con el león encadenado. 1604. Galería Sabauda. Turín

Se trata de una obra tradicionalmente considerada del pintor oficial de la corte saboyana, Giovanni Caracca (Haarlem, c.1540–Turín, 1607) sin que existan, a mi entender, razones que justifiquen un cambio de autoría. No puedo compartir por tanto, la atribución realizada también por el Dr. Nicotra, a pesar de que la especialista Maria Kusche, (a la que sigo en la mayoría de sus conclusiones), aceptó la atribución a la pintora en un ejercicio poco fundamentado. (AEA, LXXXII, 327 - 2009).

Los rasgos y la forma de expresión facial en el retrato de la Dama Joven del Lázaro Galdiano, siguen la "manera anguissolesca" que mira de frente al espectador mostrando suavidad y cercanía a pesar de traslucir una cierta seriedad adolescente. Esta actitud cercana se encuentra muy lejos del correcto pero frío y formal Retrato de Margarita de la Galería Sabauda más propio de un auténtico retrato "de corte" al estilo de Caracca.

Comparación detalle de los rostros de ambos retratos


Unos datos sobre Margarita de Saboya

Margarita era hija de Carlos Manuel I de Saboya y de la infanta Catalina Micaela de Austria, nieta de Felipe II, sobrina de Felipe III y prima de Felipe IV.  




Se casó en Turín el 19 de febrero de 1608 con Francisco IV Gonzaga que ese mismo año sucedió a su padre como duque de Mantua y Montferrato, pero antes de un año, Margarita quedó viuda. Mientras el ducado de Mantua pasó al siguiente hermano de su marido, el Montferrato lo hereda la hija de Margarita por lo que ella fue nombrada regente hasta que los dos ducados vuelven a unirse por el matrimonio de su hija María con Carlos Gonzaga - Nevers en 1627.

En 1635 su primo Felipe IV la nombra virreina de Portugal por sus vínculos con las coronas portuguesa -dos bisabuelas- y española -madre, abuelo materno y bisabuelo-. (Ver cuadro genealógico).

En 1640 intenta calmar a los revolucionarios en Lisboa y al no conseguirlo fue confinada en su cuartel general hasta que la llegada de un nuevo gobernador le permitió partir para España. La Rebelión, como sabemos, finalizó con la proclamación del duque de Braganza como Juan IV de Portugal.

La escena de su prendimiento fue imaginada en 1888 por el pintor luso de historia Caetano Moreira da Costa Lima (Porto, 1835-1898)

Prendimiento de Margarita de Saboya. Caetano Moreira da Costa Lima. MN Soares do Rei

Margarita de Saboya murió en España en 1655 en la localidad Miranda de Ebro, en la casa de los Urbina.


Casa de los Urbina en Miranda de Ebro WP





No hay comentarios:

Publicar un comentario