miércoles, 20 de mayo de 2015

SOFONISBA ANGUISSOLA Y LA MODA DEL SIGLO DE ORO

Hasta el 14 de Junio puede verse en el Museo de Santa Cruz de Toledo la Exposición que con el título "La Moda Española en el Siglo de Oro", reúne más de 270 piezas, no solo de pintura, sino también de escultura y en especial de indumentaria, incluyendo vestidos, zapatos, joyería tanto de tipo cortesano como eclesiástico e incluso popular. El Museo, que ha sido el gran protagonista expositivo de "El Greco 2014", ha seguido la estela de tal acontecimiento mejorando la presentación de sus obras y por primera vez en muchos años poniendo precio a su visita.

Isabel Valois, (Det.)  Rubens y taller según S. Anguissola 1561 - Toledo Col. Particular

Se ha editado para la ocasión un amplio y detallado Catálogo (380 págs.) que colma las expectativas de aficionados y conocedores de la materia. (Sería deseable, no obstante, una versión reducida, con carácter didáctico y más asequible para el público en general). En él encontramos a especialistas de reconocido prestigio en la materia, empezando por el propio comisario, Rafael García Serrano, Amalia Descalzo, Fernando Bouza, Sofía Rodriguez Bernis o Javier Portús, por citar algunos de los principales.


Dado que la Exposición se suma a la conmemoración del IV Centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote, el espacio temporal que aborda viene a coincidir con los años de la vida de Cervantes (1547-1616) que se inscriben en líneas generales en los reinados de Felipe II y Felipe III; años de hegemonía y prestigio de la Monarquía Hispánica en Europa, lo que repercute en la transmisión de modelos culturales y en especial en la difusión de la moda española en Europa y en el nuevo mundo.

ALGUNAS OBRAS EXPUESTAS
Sebastián de Portugal y Juana de Austria

La Exposición se abre con un Retrato de Sebastián de Portugal con media armadura, de 18 años realizado por el pintor de la corte portuguesa Cristóvão de Morais, (M. Kusche lo atribuye a Rolan Moys) procedente del Museo del Prado, al que no puedo evitar referirme pues forma parte de una ya antigua reivindicación personal para que el Museo exponga este retrato junto al de su madre Juana de Austria en la Sala 56, en lugar del Bufón Pejerón de Antonio Moro que en la actualidad le acompaña. (Ver en este blog Juana de Austria y el bufón). 

Además figura en la muestra otro Retrato del Príncipe Sebastián a la edad de 12 años, éste sin duda alguna de Cristóvão de Morais ya que está firmado, procedente del Monasterio de las Descalzas Reales. Es interesante poder ver ambas obras pues permite ver su evolución del príncipe y constatar las diferencias de estilo que llevaron a la especialista M. Kusche a la atribución del retrato del Prado a Moys. (Ver "Retratos y Retratadores", M. Kusche. 2003)

  
Sebastián de Portugal, 
Izq. Cristóvão de Morais 1565 - Descalzas reales. 
Dcha. Cristóvão de Morais? R.Moys? 1572 - MNP

En esta ocasión el joven príncipe portugués sí está acompañado por su madre Juana de Austria, princesa de Portugal cuyo retrato se presenta en la Exposición procedente de la Colección de Isabel II de Inglaterra, donde se cataloga como realizado por un "seguidor de Antonio Moro".

Juana de Austria, Seguidor de Antonio Moro, Colección Real Inglesa

Se da la circunstancia de que el Museo del Prado guarda un retrato con una imagen de idénticas características realizado por Pantoja de la Cruz, (depositado en la Embajada de España en Buenos Aires), probablemente copia de otro retrato existente que en su momento le fue encargada, con la diferencia de que el de Pantoja, cuyo detalle se muestra a continuación a la derecha, es un retrato de cuerpo entero. 

A la izq. Juana de Austria, Seguidor de A. Moro Col. Isabel II, en la Exposición de Toledo 
A la dcha. Detalle del Retrato de Juana de Austria por Pantoja de la Cruz, MNP [P4159]

De acuerdo con los datos que figuran en el Catálogo de la Exposición el Retrato de Juana de Austria de la Colección de Isabel II, está fechado en 1552-3 a pesar de la edad que figura en la parte superior derecha: AETATIS XVI, a la que correspondería la fecha 1551. Es un retrato poco habitual por ser de antes de su matrimonio, ya que a partir de su temprana viudez deja de usar este tipo de vestidos pasando a una imagen austera y sin adornos. 

La imagen de Juana guarda un extraordinario parecido con la de su hermana María que podemos ver en el retrato pintado y firmado por Antonio Moro en 1551 que se encuentra en la Sala 56 del Museo del Prado. Ello me lleva a la hipótesis de la existencia de un retrato anterior de Juana de Austria de cuerpo entero, original de Antonio Moro,  que habría sido pintado en 1551, el mismo año en que realizó el de su hermana María del Museo del Prado. Ese retrato original es el que habría copiado Pantoja de la Cruz.  

           María de Austria, A. Moro 1551    Juana de Austria, Pantoja de la + s/Moro 1551

Las similitudes son evidentes. La diferencia de tamaño entre el Retrato de María (181 x 90 cm.) y el de Juana (208 x 126 cm.) se debería al añadido de cortinajes que realiza Pantoja, sin los cuales ambas obras tendrían incluso las mismas proporciones. 

De ese perdido primer Retrato de Juana de Austria original de Moro se realizarían copias en tres cuartos como la que hemos podido ver en el Exposición de Toledo proveniente de la Colección Real Inglesa, a la que llegó en 1853 por adquisición en la venta de la Colección Louis-Philippe. 

También del Retrato de María se hicieron copias en tres cuartos, como la de Sánchez Coello que se encuentra en Bruselas (Musées Royaux des Beaux Arts), lo que nos lleva a pensar en la posibilidad de que Sánchez Coello pueda ser también  el autor de la copia inglesa de Juana. No hay que olvidar que en esos años Alonso Sánchez Coello es el principal discípulo de Moro al que acompaña en su viaje por España y Portugal, por lo que no contradice la referencia a un "seguidor de Moro" que figura en el retrato de la colección inglesa.

Retratos de tres cuartos
Izq.: Maria de Austria, A. Sánchez Coello. Musées Royaux de Beaux Arts de Belgique
Dcha.: Juana de Austria, Seguidor de A. Moro, Sánchez Coello? Colección Real Inglesa

En 1550, María de Hungría (hermana de Carlos V) envía a Antonio Moro a Lisboa para retratar a sus familiares de la familia real portuguesa. Aprovechando su paso por España Moro hace los primeros retratos oficiales de los miembros de la casa real, primero el del Archiduque Maximiliano II y algo después ya en 1551, el de su mujer María de Austria, hermana de Felipe, (ambos en la Sala 56 del MNP). El matrimonio se encontraba en España ejerciendo la Regencia durante la ausencia de Carlos I. 

La existencia de un retrato de Juana siguiendo un esquema compositivo similar al de su hermana con las características del retrato cortesano, del que algunos documentos hablan, daría coherencia a las copias mencionadas y por otra parte sería extraño que no se hubiera encargado al pintor flamenco que realizara al mismo tiempo el retrato de Juana que con 16 años ya era la prometida del príncipe portugués, con quien se casará el año siguiente. Es posible incluso que este mismo retrato de tres cuartos de Juana, con gran probabilidad realizado por Sanchez Coello, fuera el que acompañara al de su hermana en la cabecera de la Galería de Retratos del Pardo. 


OBRAS RELACIONADAS CON SOFONISBA ANGUISSOLA
Retrato de Isabel de Valois
Isabel Valois, Rubens y taller según S. Anguissola 1561 - Toledo Col. Particular

Uno de los alicientes de la Exposición es poder ver esta obra, lo que no es fácil por pertenecer a una colección privada toledana, se trata del retrato de Isabel de Valois realizado por Rubens y taller a partir de un original de Sofonisba Anguissola. 

El autor de la ficha del catálogo, J. J. Perez Preciado, conservador en el departamento de Pintura flamenca y Escuelas del norte del MNP, parece mostrar alguna duda ("aparentemente") acerca de la paternidad de Sofonisba Anguissola de la obra original y considera en todo caso "que fuera cual fuera el original copiado por Rubens, no incorporaría ni la balaustrada, ni el paisaje, elementos estos más ligados a la estética barroca"

Nuevamente un especialista trata de minimizar las originales aportaciones de la pintora a la retratística de corte de la época y no considera sus referencias pictóricas anteriores a la hora de hacer tales afirmaciones.  Mucho antes que Rubens la pintora cremonesa había incorporado paisajes a sus retratos, como ejemplo, entre otros, este retrato familiar de Sofonisba Anguissola de 1555 que ya incorpora como elementos de fondo columna, cortina y paisaje.

S. Anguissola: Retrato de su padre con Minerva y Asdrúbal. 1555. Nivaagards Malerisamling

El hecho de haber copiado alguna de sus obras demuestra la admiración del pintor flamenco por Sofonisba Anguissola, admiración que seguramente transmite a su alumno Anton Van Dyck quien, años más tarde, visitará a la pintora, ya nonagenaria, en Palermo (Sicilia), de quien dice recibir buenos consejos de pintura.

Retrato de Catalina de España
Caterina di Spagna Moglie di Carlo Emanuele I di Savoia. Castillo de Racconigi.

De la colección de retratos del Castillo de Racconigi (Cuneo, Italia) se ha traído a la exposición toledana esta obra que representa a Catalina Micaela de Austria, hija de Felipe II, casada con el duque Carlo Emanuel Saboya. Se trata de una obra de gran tamaño, de la que no se cita autor y se dice que es copia de un original de Sofonisba Anguissola, realizado entre 1585 y 1589 en Turín, según informa el Catálogo de la Exposición.

La diferencia de tratamiento de la imagen que podemos ver en la obra expuesta con las obras de Sofonisba Anguissola de Catalina Micaela de la misma época, que conocemos bien y consideramos seguras, me hacen descartar cualquier coincidencia, atribución o parentesco posible entre ellas, siendo mucho más probable la atribución (tanto si se trata de copia como de original), a algún pintor de la corte saboyana de los que existen múltiples ejemplos en palacios y museos del Piamonte.

Considero, por otra parte, que es posible que a pesar de la leyenda que figura al pie del cuadro, ni siquiera estemos ante un retrato de Catalina Micaela, sino más bien el de alguna de sus cuatro hijas, cuyos retratos podemos ver en la Galería de los Uffizi de Florencia luciendo el mismo tipo de vestido, peinado y adornos que la imagen de la exposición que corresponden a la moda de principios del seiscientos. Y entre ellas me inclino por el parecido, con su hija menor, Francesca Catalina nacida en 1595.

Retrato de las princesas de Saboya hijas de Catalina Micaela de Austria  
De izquierda a derecha y de arriba abajo: Margarita, Isabel, Mª Apolonia y Francisca Micaela  Galería Uffizi, Florencia

La redactora de la ficha técnica, Liliana Costamagna (Responsable del Servicio Educativo del Castillo de Racconiggi) alude a unos supuestos sólidos argumentos y evidentes afinidades para relacionar el retrato con Sofonisba Anguissola, señalando  la similitud que existe entre el tejido del vestido de Catalina con el de las prendas que llevan sus hijos mayores en un Triple Retrato de Giovanni Caracca (Jan Kraeck) pintor de la corte saboyana, realizado en 1589 cuando tenían tres, dos y un año respectivamente. El retrato que menciona, que procede de la Colección del Príncipe Amadeo de Saboya, Duque de Aosta, fue vendido en subasta en Turín en 2013 y reasignado recientemente a Sofonisba Anguissola. Finalmente la ficha técnica añade que esta información ha sido tomada del artículo de Alfio Nicotra "Sofonisba Anguissola ritrattista dei Médici e Savoia", publicado en la revista Incontri, nº 5, (2013).

Triple retrato de los hijos mayores de Catalina Micaela. 1589. G. Caracca (atrib.)

Sin entrar a juzgar la información aportada habría que preguntarse cómo se ha llegado a la conclusión de que estamos ante la copia de un hipotético retrato realizado por Sofonisba Anguissola. Lo mismo cabría decir respecto a la autoría del triple retrato cuya anterior atribución a Giovanni Caracca me parece ajustada y coherente con otros retratos infantiles de la misma época y del mismo autor, por lo que una reasignación del mismo a la pintora cremonesa me parece desacertada y fuera de lugar mientras no se presente (al menos) algún argumento que la sustente.


Retrato de Princesa de la Casa Saboya


Princesa de la Casa Saboya. Castillo de Racconigi

Una tercera obra, también procedente del Castillo de Racconigi, figura en la exposición relacionada con la pintora Sofonisba Anguissola. Se trata del Retrato de una princesa de la Casa Saboya. En la ficha técnica se informa de que a pesar de que tradicionalmente era considerada Isabel, segunda hija de Catalina Micaela y Carlo Emanuel de Saboya, realmente se trata de su hermana mayor Margarita. La autora de la ficha técnica, Liliana Costamagna, sigue también en esta ocasión las teorías del médico y erudito siciliano Alfio Nicotra, recogidas en el artículo anteriormente citado.

Lo más original e imaginativo, en este caso, es la doble atribución que se propone en cuanto a la autoría, ya que se atribuye el rostro a Sofonisba Anguissola, mientras el resto de la figura se considera de mano de la propia duquesa Catalina Micaela, ya que, como sabemos,  recibió lecciones de pintura y dibujo de Sofonisba en el tiempo en que estuvo en España como dama de Honor y maestra de pintura de la reina Isabel de Valois.

Sin descartar la posible autoría de la pintora cremonesa, la doble atribución a la maestra y a la alumna no puede ser considerada sino como una elucubración, curiosa, pero sin atisbo alguno de realidad. En cuanto a la personalidad de la retratada, considero que no coincide con la fisonomía de ninguna de las dos candidatas, de quienes hemos visto anteriormente las imágenes que se conservan en la Galería de los Uffizi en Florencia. En todo caso tampoco habría fundamento para el cambio que se propone de que en lugar de Isabel sea la hermana mayor, Margarita, ya que conocemos mejor su imagen por haber sido la más retratada de las hermanas. Creo que la propuesta de cambio obedece en este caso a otro tipo de razones prácticas ya que si se admitiera que el retrato es de la hermana menor, su madre jamás hubiera podido pintarla por falta material de tiempo a causa de su muerte prematura.

En relación con las fichas técnicas de estas dos últimas obras expuestas es necesario poner en cuestión muchas de las afirmaciones que contienen, derivadas, por lo que parece, de la fuente de información ya señalada,  el artículo del Dr. Nicotra en la Revista Incontri.

El doctor Alfio Nicotra es un aficionado conocedor de la obra de Sofonisba Anguissola, a la que ha dedicado muchos años, buscando primero en Sicilia y después por todo el territorio italiano obras que a su parecer puedan serle asignadas. En esa tarea tuvo un primer éxito cuando atribuyó en 1995 a la pintora la obra Madonna de Itria que se encuentra en la Iglesia de la Annunziata de Paternò y posteriormente vio confirmada su autoría en 2002 con el descubrimiento del documento de su donación en el Archivo de Estado de Catania. Este hallazgo, evidentemente debió animar al Dr. Nicotra a continuar en su búsqueda y siguiendo en esta tarea en 2008 presentó en Palermo en un acto de homenaje a la pintora un grupo de ocho obras que consideraba realizadas por Sofonisba Anguissola. Al acto fue invitada la especialista Maria Kusche, quien tras analizar las propuestas consideró que sólo cuatro de ellas, entre las que se encontraba la Madonna de Itria, presentaban un grado razonable de verosimilitud. (Las reflexiones de la especialista sobre estas atribuciones fueron recogidas en un artículo publicado en 2009 - AEA, LXXXII, 327, pp.285-316). Es evidente que el Sr. Nicotra se ha mantenido en esa búsqueda ya que esporádicamente publica algún artículo con nuevas atribuciones.

Un elemento fundamental en la búsqueda del Sr. Nicotra es la intuición y de ella se vale para hacer innumerables propuestas, a veces muy imaginativas, que denotan su profundo conocimiento del personaje, pero sin documentación alguna que las avale, a la espera de que en algún momento puedan hallarse pruebas o testimonios fehacientes que las validen. Considero que en general sus propuestas son dignas de ser leídas y estudiadas, incluso ser tenidas en cuenta a la espera de nuevas investigaciones que colmen las importantes lagunas existentes en la biografía y el elenco de obras de Sofonisba Anguissola, pero, entre tanto, no deberían formar parte de una ficha técnica avalada por un comité científico de alto nivel.


1 comentario:

  1. Enhorabuena por tu interesante blog.
    ¿Podrías indicarme de donde tomaste las imágenes de los retratos de las cuatro hijas de los Duques de Saboya?
    En el catálogo de los Uffizi sólo encuentro los de Margarita y Francesca, pero no los de Isabel y Apolonia.
    Muchas gracias,
    Luis Laca

    ResponderEliminar